Ahora que puedes estar viviendo una depresión posparto, tal vez este post no es lo que esperabas y tampoco podemos darte una fórmula mágica, pero queremos decirte algo: te entendemos. 

Sería fácil caer en clichés como “no estás sola” o “la vida es demasiado corta para no aprovecharla” pero comprendemos que no estás para ninguna moraleja y que la vida real, rara vez se pinta como en los cuentos, sobre todo en una nueva etapa como es la de ser madre. 

Empecemos por el principio, te saludamos porque te reconocemos como persona y como mujer, como madre reconocemos tu dolor y sufrimiento.

Sabemos que estar triste no es lo mismo a una depresión y que en este momento, tu visión del mundo no es igual a la de antes.

¿Puedes darle otro enfoque a tu depresión posparto?

Pero si algo debes saber, es que se trata de una visión que no es tuya, se trata de una visión influida porque estás pasando por una depresión postparto. 

Suena raro ¿verdad? eres tú quien tiene pensamientos negativos y desasosiego, pero la pregunta es ¿eres tú en esencia?

Para que lo entiendas mejor, te lo explicamos con una metáfora: digamos que has tenido un accidente menor en la rodilla y te toca hacer ejercicios de fisioterapia.

Aquí van dos puntos claves: 

  • Lo primero, es saber que el accidente en tu rodilla no te define como persona. Puede sonar ridículo, pero es así.

Lo que pasa es que como nos han enseñado a estigmatizar los trastornos mentales como algo separado de la salud general, no terminamos de diferenciar y separar la sintomatología de nuestra forma de ser.

Primer error: lo que estás viviendo y lo que estás sintiendo es diferente a la persona que eres y serás. 

  • En segundo lugar, al igual que en la fisioterapia, si no haces los ejercicios adecuados probablemente sigas padeciendo dolor.

La recuperación de una depresión es un proceso difícil porque el trastorno juega en nuestra contra: cada paso hacia la recuperación está directamente influido por nuestra vulnerabilidad emocional, el aburrimiento, cansancio y mal humor.

La clave aquí es el esfuerzo y la constancia, piensa como un atleta, tu mente es más fuerte de lo que crees. 

El primer paso ante cualquier depresión, y en este caso una depresión posparto, es el reconocimiento.

Te felicitamos: estar leyendo esto significa que has tomado una decisión, reconocer que algo anda mal y que probablemente necesitas ayuda. 

Ahora bien, el segundo paso es el entendimiento.

Date una oportunidad para saber cómo llegaste hasta aquí, cómo la vida te llevo al momento en el que estás, hacerte preguntas como: ¿Por qué tienes depresión postparto?¿Cómo puedes saber realmente si tienes depresión posparto?¿Puedes recuperar tu vida? 

depresión postparto

¿Por qué tienes depresión posparto?

La sintomatología que acompaña a esta dificultad, es en la práctica idéntica a la que se observa en los pacientes con depresión.

Sin embargo las causas que determinan la susceptibilidad son diversas, es decir que tiene un origen multicausal.

Una de las causas está directamente relacionada con el momento de dar a luz.

Algunas madres en el proceso inmediatamente posterior al parto, experimentan un descenso significativo de algunos niveles hormonales, en concreto de estrógenos y de progesterona.

Estas dos hormonas son esenciales para preparar el cuerpo de la mujer para la gestación y su bajo nivel está asociado a la presencia de un estado de ánimo irritable o máximo cansancio.

Otra de las causas es el cansancio propio del parto y la llegada del bebé. Hay dificultades para conciliar el sueño y ajustar los ritmos maternos a los ritmos del recién nacido.

La falta de sueño y el cansancio acumulado, causan una mayor irritabilidad y mal humor en la madre. 

También se relaciona el estilo de pensamiento y afrontamiento como un factor de predisposición.

Algunos factores ambientales como el estrato socioeconómico, la edad de la madre o el motivo por el cual el bebé fue concebido (si fue deseado o no) también aparecen relacionados con el desarrollo de sintomatología depresiva. 

depresion posparto

¿Cómo puedes saber realmente si tienes depresión posparto?

En condiciones normales, ésta sintomatología suele desaparecer en los días siguientes al parto, una vez que la madre puede ajustar su descanso y comienza a tener interacciones afectivas con su pequeño.

En estos casos no podemos hablar como tal de una patología o de un trastorno, sino de un estado de ánimo transitorio que no dejará huella ni en la madre ni en el desarrollo del niño.

La depresión posparto ocurre cuando la sintomatología es tan intensa que hay un descuido hacia el bebé y hacia nuestro desarrollo personal en todos los ámbitos, el cual se prolonga en el tiempo. Algunas señales que nos deben poner en alerta son: 

– Insomnio, aún cuando el bebé duerme de forma adecuada. 

– Falta de interés por las actividades cotidianas.

 – Irritabilidad extrema (ira / furia).

 – Experimentar pensamientos autolesivos (de daño), hacia sí misma o incluso hacia el bebé. 

– Llanto incontrolado y sin motivo aparente, o asociado a la sensación de ser una madre incapaz. 

– Dificultades para sentir un vínculo hacia el bebé o incluso no sentir nada.

 – Pérdida significativa de apetito.

 – Episodios de agitación, ansiedad e incluso ataques de pánico. 

¿Puedes recuperar tu vida? 

Sí, como te hemos dicho, se trata de un esfuerzo constante hacia el amor propio y la positividad.

Será muy importante la atención temprana de esta dificultad, ya que no sólo va a tener un impacto sobre tu salud mental sino que puede interferir en el desarrollo afectivo del bebé. 

Pedir ayuda es un signo de fortaleza.

Recuerda que está bien estar mal, que no pasa nada por sentir tristeza, que no mereces ser juzgada por nadie, y mucho menos por ti misma.

Que lo que estás pasando es momentáneo y no te define ni como madre, ni como persona. 

Tras el reconocimiento y el entendimiento viene la aceptación de nuestra sintomatología y esta nos empujará a tomar medidas sobre el asunto.

Pide ayuda profesional para hablar de lo que sientes y pide ayuda familiar con tu bebé, el cual podrá experimentar dificultades para el establecimiento del apego.

El apego es esencial para que la capacidad de exploración y experimentación se desarrollen y expresen en el niño de acuerdo a un patrón natural.

Las recomendaciones anteriores provienen de nuestro equipo médico con el fin de transmitir ciertas pautas para mejorar tu calidad de vida y la de los demás.

Nuestras soluciones no pretenden resolver o dar una respuesta específica a una situación personal.

Si en tu caso necesitas realizar una consulta acerca de la depresión postparto, te invitamos a contactar con nosotros para ofrecerte un servicio de telemedicina.